Tuesday, 25 May 2010

Tuesday, 18 May 2010

Underground

(Natalija observa las fotos y recortes de periódico de la pared de la casa de Marko)
- ¡Esta habitación está dedicada a mí! Esta habitación es mía...
- Bueno... Sí. Esta habitación, y la casa entera. Y el campo, el cielo y las estrellas, el Sol, la luna, las nubes... Aunque el día esté despejado.
- ¿Es todo mío?
- Claro, todo...
(Empieza a sonar la sirena de alarma de la ciudad y los aliados bombardean Belgrado. La casa entera se agita, algunos objetos se caen)
- ¿A dónde vas, Natalija?
- Al sótano.
- No, quédate aquí conmigo...
(Marko enciende el gramófono y suena música de baile)
- ¿Tienes miedo?
- No si estoy contigo.
(Brindan bailando)
- No sé, cariño. A lo mejor todo esto es un sueño. Qué año, qué día es... No lo sé, mi amor. A lo mejor estoy en tu sueño, o tú en el mío.
- ¿Para quién escribiste eso, Marko? Dímelo.
- Para ti.
- Estás mintiendo... ¿Mientes?
- No, nunca miento, nunca.
- Puedes mentir tan deliciosamente...
(Finalmente se besan, mientras caen polvo y cascotes del techo).

Vi esta película (Underground, de Emir Kusturica, 1995) hace unos meses, aunque es bastante larga (2h y 47m) me gustó mucho ese toque de comedia negra contada de manera surrealista, y esta escena en concreto me pareció muy bonica. Síp.