Tuesday, 18 August 2009

"En lo que nos convertimos es contrario a lo que queremos"

Hace un momento mientras volvía a casa tras despedir a una amiga, sonaba en el mp3 Take a Bow de Muse. No sé cómo ni por qué, pero he recordado la primera vez que escuché la canción, hará unos tres años.
Era un domingo de agosto, había quedado con mis padres para comer en un restaurante, pero salí más tarde de casa porque un amigo mío iba a pasarse con su coche al salir del trabajo para darme el nuevo disco de Muse, el cual había conseguido mediante métodos muy dudosos.
Se ofreció a acercarme al restaurante mientras escuchábamos el disco. "Menudo comienzo", pensé, "un inicio de disco equiparable a Apocalypse please... Bien... Se acerca el subidón... Aquí llega... Ya está aquí..." y ¡puf! Va el tío y cambia a Starlight, justo cuando empieza el clímax de la canción y Bells canta "...and our freedom's consuming itself".
"¡¡¡ARGHHH!!! ¡¡Nooo!! ¡¡Ponla otra vez!!", rogué yo.
"¡Pero si es todo el rato igual...!", replicó de una forma no demasiado convincente.
"Pero... Pero... Pero ¿cómo...? ¡¡Pero que te has equivocado!! ¡¡El restaurante está en la otra dirección!!"
Acto seguido mi amigo dio media vuelta en plena Gran Vía al son de "Ti-tirí-titiii... ¡Esto no se hace, Mar! Este es un ejemplo claro de cosas que no hacer cuando te examines del coche..." (solía decirme esa frase a menudo, en situaciones similares). Al mismo tiempo, yo escondía la cara para que no me reconocieran...
Ains.
Al final salimos ilesos.
Última semana en Würzo, und Morgen es ist der Jahrestags des Klapperkastens. Jawohl.