Monday, 23 March 2009

Ella

Ella es la típica chica que te haría perder la cabeza en una discoteca si la vieras bailando sensualmente con una cerveza en la mano.
Pero ella... También es la típica a la que se le va la mano en un museo de Arte y le da por tocar un paisaje de Brueghel el Viejo y un Picasso con la consecuente llamada de atención de los guardas.
Ella te pregunta por qué consideran Arte la obra de Beuys, y lo compara con "el tío ese del perro" (deduzco que se refería a Guillermo Habacuc Vargas).
Al ver un retrato de Farinelli se ríe y dice que "a los tíos estos se la cortaban para que no tuvieran hormonas", previa aclaración por parte de otros de que el señor en cuestión era un castrato.
Compara Klees con camisetas del mercadillo, Lichtensteins con bolsos "de los que se llevan ahora", y muchas perlas más...

Y aún así, en las discotecas ella es la reina.

Wednesday, 11 March 2009

Like a micelle in freezing water

Mostrando la cara hidrofílica y escondiendo la hidrofóbica.

Tuesday, 10 March 2009

10 de Noviembre de 2007



A la persona que dibujaba perros y fundaba "clubs de medianoche" conmigo en 4º de Primaria: te echo más de menos que nunca.

Sunday, 8 March 2009

Friday, 6 March 2009

Of Seaweed, drunk Irishmen and other nightlife beings

Flick your cigarette, then kiss me
Flick your eyes at mine so briefly
Yes I love you,
I mean, I-
I'd love to get to know you
Sometimes I say the stupid things I think,
I mean, I-
Sometimes think the stupidest things

And do you ever wonder how the boy feels?

(y mañana a Rothenburg!)

Thursday, 5 March 2009

Jusqu'ici tout va bien

"Hasta ahora, todo va bien... Hasta ahora, todo va bien...".
Éso repetía Hubert una y otra vez en El Odio (La Haine), y eso me he estado repitiendo desde ayer por la tarde hasta que hoy a mediodía al salir de clase ha sonado la canción que pongo a continuación. No pensaba en "¡Oh! ¡El amor!" ni nada de eso, sino en las personas que echo de menos, no necesariamente de España.
Y se me ha venido todo encima.
Pero ¡bah! ¡Alegría!

Wednesday, 4 March 2009

Mi mapa musical

Según esta página, casi todos los grupos que más suelo escuchar se encuentran dentro del género rock. Algunos, como The Beatles tirando más al pop, y otros como Rage Against the Machine cercanos a lo "inclasificable".
Definitivamente, tengo que expandir mis gustos musicales... Poco a poco...

Tuesday, 3 March 2009

Curiosidades germanas

Una de las cosas que más gracia me hace desde que llegué es que, cuando voy a un banco o similar, que necesito un vocabulario más preciso y suelo usar el inglés, ocurra lo siguiente:

Yo - (...) Well, thanks a lot.
Chica joven alemana - Please!

Analicemos: ¿"Por favor" para contestar a "gracias"? Pues sí, tiene su explicación lógica. En alemán se usa la misma palabra para decir "de nada" y "por favor", "bitte".
De ahí que algunas veces se líen un poco diferenciándolas.

(algún día hablaré de la odiosa voz del niño prepúber que anuncia la parada de Albert-Hoffa-Straße ¬¬)

Edito para publicar una noticia importantísima de repercusión mundial: Argh! Matt Bellamy se está poniendo fondón! ;D

Monday, 2 March 2009

El chico de la estación

Hace unos días, un colega escribió en su blog sobre una "chica misteriosa", y no pude evitar acordarme de algo parecido que me pasó hace unos años.
En primero de carrera, yo cogía el autobús a la ciudad donde estudio los lunes por la mañana. A veces me acompañaba una amiga, pero casi siempre iba sola y esperaba en el andén 29 escuchando música. Un día me llamó la atención un chico que esperaba junto a mí. Llevaba una sudadera azul marino, barba de varios días y gafas de pasta negras. Le seguí viendo a lo largo del curso, y una vez (uauh!) me ayudó a meter la maleta en el autobús.
Imaginaba su forma de ser, le gustaba Radiohead, seguro. Y Muse, por supuesto. Probablemente era de alguna pedanía porque siempre estaba con mucha antelación en la estación. Como no lo había visto por el campus, debía de estudiar alguna carrera técnica en San Vicente, arquitectura le pegaba mucho. Era tímido, inteligente, algo soñador y tenía el típico colega "tío buenorro" pachanguero que le acompañaba a veces, pero no era de su estilo y sólo iba con él por educación. Nunca intercambié ninguna palabra con él, eso era impensable, y al terminar el curso me dio un poco de lástima porque sabía que no le volvería a ver, pero me equivocaba.
En septiembre, la misma noche que llegué a mi nueva residencia de estudiantes y empecé como novata, se acercó a mí un chico con acento curiosamente conocidico preguntándome. Me sonaba mucho, pero... ¿Podía ser? Éste no llevaba gafas, estaba moreno, tenía las piernas depiladas y llevaba chanclas.
Resultó que sí era él, y, en contraste a como yo pensaba, era un déspota, un creído altivo y ligón, y no coincidía en nada de lo que había imaginado. El platonismo desapareció rápidamente, pero nos hicimos bastante amigos con los meses. Aún no sé si prefería al personaje de ficción que había creado en mi mente o al de verdad...
Como bien dijo este amigo: "no estás enamorado de ella sino de cómo te has imaginado que es, por eso no sabes si quieres conocer más".
Ains.