Friday, 21 September 2007

El Gato de Pete Doherty está enganchado al crack



Parece ser que a nuestro drogata favorito y niño malo en general del rock británico le ha dado por obligar a su pobre minino, de nombre Dinger, a consumir las mismas sustancias ilegales que él. Las sesiones de drogar al gatito llegaron hasta el punto de que el propio Pete, antiguo componente de The Libertines y ahora de Babyshambles, le fabricó él mismo una mini-pipa especial para que puediera inhalar crack (foto de arriba).

Durante los colocones gatunos, Dinger solía "desmayarse con las patas en el aire, sufría cambios bruscos de humor e incluso llegaba a pensar que podía volar".

La noticia ha salido a la luz después de que Doherty les mostrara a unos amigos el espectáculo, con foto incluída. Los amigos, al ver el pésimo estado en que se encontraba el gato, que no podía apenas mantener el equilibrio, informaron a las autoridades inglesas, que se hicieron cargo del gato para hacerle las pruebas pertinentes, que resultaron ser positivas.

Estas nuevas acusaciones se suman a la ya larguísima lista de denuncias que tiene tras sus espaldas de Pete Doherty, famoso por sus líos y roces interminables con la modelo
Kate Moss.

Doherty, que saca nuevo disco junto a Babyshambles el próximo 1 de Octubre (Shotter's Nation, EMI), ya tuvo otro pequeño problema con la justicia este verano, cuando huyó de casa de su amiga Amy Winehouse por "miedo a acusaciones falsas" cuando ésta sufrió un coma por consumir sustancias de dudosa legalidad.

Mientras tanto, el pobre felino deberá pasar una temporada con el mono.